Comida en lata o pienso para perros: ¿qué es lo mejor para alimentar a tu cachorro?

By Chelsea Hunt-Rivera / November 16, 2017

Contenido

1 ¿Por qué escoger comida en lata para perros? (O no)

2 Estos son mis consejos prácticos sobre comida en lata para perros

¿POR QUÉ ESCOGER LA COMIDA EN LATA PARA PERROS? (O NO)

Por: Dr. Lee R. Harris

Cuando el padre de un perro se encuentra entre los pasillos de un supermercado, se enfrenta a una pregunta intimidante: ¿qué hay para cenar? El asunto puede ser aún peor en las interminables estanterías de bolsas y latas que se encuentran en las tiendas de productos para mascotas. Hay demasiadas preguntas, que se hacen aún más confusas cuando el marketing promete un pelaje más brillante, un sistema inmune más resistente o, incluso, un perro más inteligente, si se usa determinado producto.

Este artículo examinará cómo podemos alimentar mejor a nuestros amigos peludos. La pregunta más básica es: ¿qué es preferible: el pienso o la comida en lata para perros?

La respuesta más sencilla sería que la comida en lata es, por lo general, más rica, más sabrosa y, además, muchísimo más costosa. A tu perro le encantará, a tu bolsillo, no tanto. Pero también hay que considerar otros factores.

He estado ejerciendo la medicina veterinaria desde hace más de 40 años, y en cada una de las 100.000 visitas de pacientes siempre he preguntado: “¿Cómo alimentas a tu perro?”. Muchos amantes de los caninos hacen grandes esfuerzos para satisfacer las necesidades nutricionales de su mascota, incluso más que las de ellos mismos. La mayoría de la gente quiere lo mejor para su perro.

Pero, ¿cuál es la diferencia entre el alimento que viene en una bolsa y la comida húmeda para perros que se vende en lata? Lo primero es el sabor agradable. Porque ¿a quién no le gusta ver a su mascota abalanzarse con placer sobre su plato? La comida en lata tiene un olor maravilloso, y parece que los perros disfrutan la sensación del alimento a medida que lo van tragando. Quizás no se tomen mucho tiempo para disfrutar del sabor, pero es evidente el placer que sienten al masticar un bocado de esa comida recién salida de la lata. El problema es que si nuestra mascota no la come de forma inmediata, puede estropearse. Por eso, no es ideal para los perros que comen poco a poco y por momentos.

Cuando camino por los pasillos de comida para mascotas, me gusta hacer una comparación de los alimentos que están disponibles. Si tomo una bolsa de pienso para perros o una lata con la mejor comida, la más nueva y de más alta calidad, ignoro la foto del perro adorable (o del lobo, que se ha convertido en el modelo predilecto de muchos alimentos “evolucionados”), y volteo el empaque para leer la etiqueta de “Análisis Garantizado”. Lo más importante que hay que saber sobre cualquier comida para perros es la cantidad relativa de proteínas, grasas y carbohidratos que contiene. En este aspecto es donde se encuentra la diferencia más importante entre el pienso y la comida en lata para perros. En el caso del pienso para perros, que sea de buena calidad, la grasa aporta aproximadamente 25% de las calorías, pero cuando hablamos de la comida en lata, el porcentaje es de más de 40% de las calorías. Eso puede ser algo bueno (o, por el contrario, un riesgo para la salud), pero lo cierto es que la grasa sabe bien —de hecho, la actual recomendación para los humanos es limitar la grasa a menos de 30% de calorías consumidas; pero, es verdad: su sabor es maravilloso—. La comida en lata también tiene mayores niveles de proteínas y menor porcentaje de carbohidratos que el pienso para perros. No encontrarás carbohidratos en la etiqueta, pero si sumas las proteínas, la grasa, la fibra y la humedad, el porcentaje que resta es el de los carbohidratos.

Existe una controversia importante sobre la pertinencia de que los perros consuman más proteínas (después de todo, ¿no estamos hablando de animales carnívoros?) y menos carbohidratos (quizás haya algo de cierto en esa tendencia a pensar que los “carbohidratos son el demonio”, tan común en las dietas relámpago que siguen los seres humanos). También hay discusiones sobre qué cantidad de grasa puede considerarse demasiada.

A veces, el voto decisivo sobre la comida para perros recae en las finanzas domésticas. Recientemente hice un sondeo con una buena cantidad de marcas de pienso premium y comida en lata, y concluí que la comida húmeda para perros cuesta, por lo general, tres o cuatro veces más por caloría que la que viene en bolsa. Esta es una inquietud válida, incluso para esas personas que harían cualquier cosa para satisfacer a su mejor amigo. Si se calculan las necesidades proteicas de un perro adulto esterilizado que pese 20 libras, el costo por la comida enlatada sería de $1.50 a $2.50 diarios. Un perro de 80 libras podría consumir 4 latas al día, con un costo de $6 a $10, para poder cubrir todas sus necesidades calóricas. Hay que recordar que entre más grande sea el perro, menor cantidad de comida necesita por cada libra de su peso. El pienso para perros puede ser, sin duda, más económico, especialmente si se trata de animales más grandes. La mayoría de los perros que atiendo y que solo comen comida enlatada son los pequeños, pues es mucho más accesible.

Podemos hablar de muchísimas cosas más relacionadas con la comida en lata para perros: la obesidad, la pancreatitis e intolerancia a la grasa (particularmente en los Schnauzers), los trastornos digestivos, los problemas en los riñones, las enfermedades dentales, la agresión y las alergias. Pero es mejor que se discutan estos asuntos con el veterinario.

Estos son mis consejos prácticos sobre comida en lata para perros:

    • En el caso de los cachorros en crecimiento, me gusta darles comida en lata y también pienso para perros. No tenemos que preocuparnos por el sobrepeso; la proteína adicional puede ser muy útil. Cuando hablamos de razas toy o miniatura, no serán capaces de comer suficientes bocados de pienso (incluso el que está especialmente elaborado para ellos) para mantener buenos niveles de azúcar en la  sangre, por lo que será necesaria la comida húmeda, que es fácil de tragar. Los cachorros más grandes deberían consumir una cucharada de comida enlatada combinada con el pienso a la hora de comer.
    • Incluso cuando se trata de perros adultos, usualmente le digo a sus padres que les den una cucharada pequeña de alimento en lata con sus comidas. No es tanto por su valor nutricional, sino porque sirve como una especie de “condimento” que ayuda a que la mascota coma mejor. De todos modos, como más de la mitad de los perros adultos de este país tienen sobrepeso u obesidad, realmente no es bueno que estos perros coman más de la cuenta.
    • Si los perros necesitan tomar medicinas para enfermedades crónicas (como la artritis, por ejemplo), es buena idea esconder la pastilla en una pequeña “albóndiga” de comida en lata. De nuevo, se trata de una estrategia puntual y no de una fuente principal de nutrición.
    • La mayoría de los perros toman más alimento del necesario, pero si alguno es quisquilloso a la hora de comer, es bueno ofrecerle comida en lata para que así pueda obtener más calorías. Esto ocurre con mucha frecuencia en el caso de los perros pequeños, que tienen muy merecida su reputación de mañosos.
    • A los perros ancianos a veces les va mejor con la comida en lata, pues el olor despierta el deseo de comer, que a veces se reduce con la senilidad. En estos casos, es importantísimo consultar al veterinario para saber cuál es la mejor opción: algunos perros con riñones envejecidos quizás no toleren la proteína adicional que contiene la comida enlatada.
    • Muchas razas de perros pequeños desarrollan problemas graves de intolerancia a la grasa después de los 5 años de edad (en los Schnauzers esto es muy notorio), y se puede producir pancreatitis grave, que a veces llega a ser fatal. No recomiendo comida enlatada para perros ni alimentos de consumo humano a mis pacientes Schnauzers, o a otros perros que tengan estómago irritado por las comidas con alto contenido de grasa.

Ya lo sabes: añade un poco de comida en lata si quieres darle a tu perro un sabor adicional a sus comidas, pero no es recomendable si tiene algún problema de peso o intolerancia a la grasa. A algunos perros les funciona muy bien la dieta exclusivamente compuesta por comida enlatada, a otros les va mejor solo con pienso para perros. En todo caso, el acto de comer debe ser placentero.

Lee R. Harris, Doctor en Medicina Veterinaria

Por favor, cita a Simplewag.com en este gráfico

Comida en lata vs. pienso para perros

¿Cuál es el mejor alimento para tu perro?

Comida en lata

Pienso para perros

La comida húmeda para perros tiene, usualmente, un sabor, un olor y una textura más agradables.

Es más económico: más comida por menos precio

Puede causar obesidad en perros con sobrepeso

Dura más

Valor nutricional

Contiene 40% de grasa, más proteína y menos carbohidratos que el pienso para perros

La grasa aporta 25% de las calorías

Consejos del veterinario

La proteína adicional de la comida enlatada puede ser beneficiosa para los cachorros en crecimiento.

Una pequeña cucharada de comida enlatada funciona para dar sabor y ayudar a los perros adultos a comer mejor.

El olor y el sabor de la comida en lata ayuda a mejorar el apetito de los perros ancianos.

NO recomiendo comida en lata para perros que tengan el estómago irritado por alimentos con alto contenido de grasa. Puede producir mayores problemas de salud.

La comida enlatada es una buena forma de aportar más calorías a los perros que sean quisquillosos para comer.

Es buena idea esconder las pastillas en una pequeña “albóndiga” de comida enlatada para los perros que deban tomar medicinas

Comparte esta imagen en tu página web

Lee R. Harris se graduó del WSU College of Veterinary Medicine y ha pasado más de cuatro décadas al cuidado de las mascotas en su propio hospital veterinario, conformado por varios médicos, localizado cerca de Seattle, y en otras clínicas de San Diego, Phoenix y Seattle. Su interés de toda la vida por el comportamiento animal, la neurociencia, la medicina humana y la psicología le ha aportado una mirada amplia sobre los asuntos relevantes para entender a los pacientes caninos que tanto ama. El doctor Harris ha dado charlas y ha escrito muchísimo sobre perros y gatos, incluyendo artículos en el Washington Post, Time Magazine y Houston Chronicle. Entre sus libros se cuentan The Good Life For Dogs y The Good Life For Cats.

About the author

Chelsea Hunt-Rivera

Chelsea Rivera is a Dedicated Pet Parent who loves to create amazing content for pet owners and is helping change pet wellness as the Head of Content for Honestpaws.com.


>