Probióticos Para Perros: La Verdad Sobre La Salud Digestiva

By Chelsea Hunt-Rivera / April 18, 2019

Tu perro representa el mundo para ti, así que tiene sentido que hagas todo lo posible por mantenerlo feliz y sano. Sin embargo, lo que puede que no estés tomando en cuenta es la importancia de los intestinos de tu perro. Una mala salud digestiva es el primer plano de muchas condiciones. Afortunadamente, la mayoría de las veces unos intestinos y un sistema digestivo saludables significan un cachorro saludable. ¿Entonces cómo puedes asegurarte de que el sistema digestivo de Fido esté en óptimas condiciones? Una de las formas más fáciles es a través de probióticos.

En este artículo, nuestro objetivo es informar a nuestros lectores sobre la importancia de un sistema digestivo sano y para ello proveemos una guía detallada para incorporar probióticos en la dieta de tu perro.

¿Qué son los probióticos para perros?

La palabra probiótico literalmente se traduce como “pro- vida”. Las palabras se originan de la preposición del latín “pro” que significa “para” y del griego “bios” que significa “vida”.

Los probióticos son microorganismos vitales que viven en varias partes del cuerpo de tu perro, incluyendo:

  • El tracto gastrointestinal
  • La cavidad bucal
  • La vagina
  • Cavidad nasal
  • Órganos respiratorios
  • En la superficie de la piel

Los probióticos a menudo se conocen como “bacterias buenas”. Tal vez no estabas al tanto de que no todas las bacterias son dañinas. De hecho, su perro necesita ciertas bacterias para mantenerse saludable. Los probióticos son el tipo de bacterias “buenas” e imitan a las bacterias naturales que ya viven en el cuerpo. Podemos obtener los beneficios de los probióticos cuando están presentes en ciertos alimentos que comemos, como el yogur, el tempeh y el queso, o mediante probióticos formulados sintéticamente.

En cualquier caso, es increíblemente importante que haya un equilibrio saludable entre las bacterias buenas y malas en el cuerpo de tu perro.

¿Qué hacen los probióticos?

Los probióticos desempeñan un papel clave para ayudar a que su intestino se mantenga lo más sano posible. El tracto digestivo es el primer responsable de mantener su cuerpo funcionando correctamente. De hecho, la salud del tracto digestivo afecta a casi todos los demás procesos que ocurren dentro del cuerpo. Sorprendentemente, la comida que consumes y la forma en la que tu cuerpo la digiere puede afectar la función cognitiva y el estado de ánimo. Ahí es donde entran en juego los probióticos. Los probióticos se centran en la salud intestinal, específicamente en mejorar la digestión para que los alimentos que consumes se descompongan de una manera adecuada y efectiva que permita que los nutrientes se absorban y funcionen de forma óptima.

¿Cómo actúan los probióticos?

Los probióticos son bacterias saludables y beneficiosas que son, de hecho, organismos vivos. Típicamente de los grupos Bifidobacterias o Lactobacilos y sus diversas especies. Estos organismos vivos ayudan a equilibrar las bacterias buenas y malas que viven dentro del intestino. Te puede sorprender lo fácil que es que las bacterias buenas y malas alteren su equilibrio en el cuerpo. Las bacterias malas pueden superar a las bacterias buenas debido a una enfermedad, una dieta desequilibrada o un tratamiento con antibióticos. Lamentablemente, es relativamente fácil que las bacterias malas tomen el control. Es por esto que los probióticos son tan importantes.

Probióticos para perros vs. probióticos para humanos

Existen algunas empresas de productos para mascotas que producen probióticos específicamente formulados para perros. Dicho esto, muchos probióticos humanos son completamente seguros para el consumo de perros. La dosis, sin embargo, variará. Además, muchos probióticos para humanos vienen en forma de píldora tragable. Si alguna vez has tenido que darle a tu perro una píldora, entonces sabrás lo difícil que puede ser. Por esta razón, muchos dueños de mascotas pueden optar por comprar suplementos probióticos masticables para Fido. Como siempre, recomendamos consultar con su veterinario sobre la dosis adecuada para las necesidades individuales de tu perro.

Beneficios de los probióticos para perros

Al igual que sus beneficios para los humanos, los probióticos para perros pueden proporcionar a Fido una gran cantidad de ventajas para la salud. Echa un vistazo a todas las formas en las que los probióticos pueden ayudar a tu amigo de cuatro patas:

  • Calma el Síndrome del Intestino Irritable (SII)
  • Sirve como tratamiento de diarrea o estreñimiento.
  • Calma el malestar estomacal
  • Mejora de la digestión general.
  • Previene infecciones del tracto urinario.
  • Previene las alergias o calma sus síntomas.
  • Regula estados de ánimo y comportamientos.
  • Apoya el sistema inmunológico
  • Regula el apetito y el peso.

Además, tu perro no tiene que estar padeciendo ninguna dolencia en el momento para beneficiarse de los probióticos. De hecho, casi cualquier perro puede beneficiarse de un suplemento probiótico. También, algunos estudios están revelando que los probióticos pueden ayudar a los perros que envejecen al apoyar su sistema inmunitario y ayudar a prevenir el desarrollo de enfermedades.

¿Mi perro necesita probióticos?

La mayoría de los perros realmente no “necesitan” un suplemento probiótico. Sin embargo, como mencionamos anteriormente, casi todos los perros pueden beneficiarse de los probióticos. Si tu perro se enfrenta actualmente a una dolencia, tu veterinario puede recomendar una dosis más alta (¡por eso siempre recomendamos consultar con tu veterinario!). Además, queremos mencionar que si la cantidad de bacterias malas en el intestino de tu perro son mayores que las de bacterias buenas, es imperativo entender por qué. El simple hecho de agregar probióticos no corregirá completamente el problema subyacente. Nuevamente, hable con su veterinario sobre por qué las bacterias de su perro pueden estar desequilibradas y trabaje para corregir el problema desde adentro.

Además, si tu perro tiene alguna de las siguientes enfermedades, es muy probable que realmente necesite un suplemento de probióticos implementado en su vida:

  • Alergias a los alimentos o al medio ambiente.
  • Una infección o virus
  • Un cambio a un nuevo alimento.
  • Infección parasitaria
  • Uso de un antibiótico u otro medicamento que afecte la flora natural del cuerpo
  • Estrés debido a un nuevo entorno o situación.

Si sabes que tu perro va a experimentar algún tipo de cambio que probablemente genere molestias digestivas, los expertos recomiendan comenzar un suplemento probiótico unos días antes. Estos cambios incluyen modificar la comida del perro, viajar o mudarse. Los perros son animales altamente sensibles. Si algo te estresa, es probable que también estrese a Fido. Un suplemento probiótico es una excelente manera de controlar los sistemas digestivos asociados al estrés y la ansiedad.

Efectos secundarios de los probióticos

Cuando se administra en la dosis adecuada, los probióticos en perros generalmente no causan muchos efectos secundarios. Sin embargo, demasiados probióticos pueden hacer que el sistema de tu perro se salga de control. Si se administra mucho suplemento probiótico, pueden ocurrir diarreas extremas, náuseas y vómitos. Además, es importante controlar la ingesta de probióticos con perros que tienen sistemas inmunitarios debilitados.

También, los probióticos pueden tener la capacidad de multiplicarse demasiado rápido. Esto puede conducir a la inflamación o infección. Afortunadamente, la gran mayoría de los problemas que pueden ser causados por los probióticos en perros pueden prevenirse. No queremos sonar como un disco rayado, pero es importante que consultes con tu veterinario sobre la dosis adecuada para evitar que se produzcan efectos secundarios.

Tipos de probióticos para perros

Hay algunos tipos diferentes de probióticos. La mayoría de las veces, tu veterinario recomendará darle a su perro un suplemento probiótico que está específicamente formulado para perros. Normalmente, el suplemento estará en forma masticable o en polvo. (Las pastillas y los perros generalmente no se entienden bien y los fabricantes toman esto en cuenta al formular sus probióticos para caninos)

Es importante considerar que cada tipo de probiótico puede ayudar a tu perro de una manera diferente. Por lo tanto, elegir el probiótico adecuado para las necesidades individuales de tu perro puede ser un poco complicado.

Los mejores probióticos para perros

El mejor probiótico para tu perro dependerá de sus necesidades individuales.

Uno de los grupos más comunes de probióticos para perros se conoce como Lactobacilos. El probiótico Lactobacillus ayuda a aumentar la absorción de nutrientes, lo que le permite a tu perro aprovechar al máximo sus comidas. El probiótico Lactobacillus también ayuda a prevenir malestares digestivos, como la diarrea y las náuseas, y a la vez garantiza que tu perro reciba muchas vitaminas y nutrientes de sus alimentos.

Otro grupo probiótico común se conoce como Bifidobacteria. El Bifidobacterium ayuda a mejorar la salud general de tu perro y apoya su sistema inmunológico. Esto es particularmente beneficioso para los perros que se están recuperando de una enfermedad, así como para los perros que tienen sistemas inmunitarios debilitados debido al envejecimiento. Se sabe que este grupo de probióticos disminuye los síntomas y ayuda a que la enfermedad sea menos grave.

Un suplemento conocido como Purina FortiFlora es uno de los suplementos probióticos más recomendados. Purina FortiFlora produce antioxidantes para estimular el sistema inmunitario, mientras que las bacterias útiles apoyan el tracto intestinal del perro.

Probióticos naturales

Antes de subirte al carro de los suplementos, te recomendamos que intentes implementar probióticos en forma de alimentos naturales. Por supuesto, esto puede no ser una opción válida para los padres de perros que tienen un cachorro que se niega a comer (ahí es donde los suplementos son útiles). Sin embargo, si tu perro tiene un apetito saludable, te sugerimos que pruebes las siguientes opciones probióticas naturales.

KIMCHI Y VEGETALES FERMENTADOS

El kimchi y las verduras fermentadas son una excelente manera de asegurarse de que tu cachorro reciba una dosis saludable de probióticos naturales. Curiosamente, los alimentos fermentados imitan el contenido intestinal de la presa. El proceso de fermentación multiplica las bacterias buenas y beneficiosas y las enzimas que se encuentran naturalmente en los alimentos.

LECHE CRUDA DE CABRA

Otra buena opción es la leche de cabra sin pasteurizar. Generalmente, la leche cruda de cabra es segura para los perros (consulta con tu veterinario si no estás seguro) y contiene una cantidad abundante de probióticos naturales. También tiene una cantidad muy pequeña de lactosa que, por lo tanto, causa muy poco (si es que pasa) malestar digestivo, lo que la diferencia significativamente de la leche de vaca. Debido al aumento de su popularidad, muchas tiendas de alimentos para mascotas ahora venden leche cruda de cabra.

KÉFIR

Adicionalmente, el kéfir hecho con leche cruda de cabra es otra gran opción para los más caprichosos. El Kéfir está lleno de probióticos naturales y lo convierte en un complemento beneficioso para la comida balanceada de tu perro. Puedes encontrar kéfir en tu supermercado local, pero asegúrate de que no sea endulzado.
Además, puede que los padres de mascotas disfruten haciendo su propio kéfir. ¡Hemos incluido una receta de kéfir de leche de coco más abajo!

RECETA DE KÉFIR DE LECHE DE COCO

Ingredientes:

  • 2 a 4 cucharadas de granos de kéfir de leche
  • 4 tazas de leche de coco (o 2 latas de leche de coco)

Instrucciones:

  1. Coloque los granos de kéfir de leche con la leche de coco en un frasco de vidrio de dos litros.
  2. Cubre ligeramente y dejar a temperatura ambiente durante al menos 12 horas (aquí es donde ocurre la fermentación).
  3. Después de 12 horas, prueba el kéfir para determinar si ha alcanzado el nivel deseado de fermentación.
  4. Escurre los granos de kéfir de la leche y agrega leche de coco nueva y repite todo el proceso.
  5. Almacena el kéfir de leche de coco fermentada en tu refrigerador.

#VIDADEPERRO

Finalmente, una de las maneras más fáciles de asegurarte de que tu querido amigo de cuatro patas reciba probióticos es simplemente dejar que sea un perro. Jugar en la tierra permite que los microorganismos del suelo entren en el sistema del perro.

Permitir que tu perro juegue en la naturaleza es una manera simple y efectiva de ayudar a tu perro a desarrollar naturalmente su sistema inmunitario.

Encontrar el mejor suplemento de probióticos para perros

Entendemos que todos los suplementos probióticos naturales encontrados en los alimentos pueden no funcionar para todo. Si este es el caso, todavía hay algunas cosas importantes a las que debes mantenerte alerta.

Hay algunas consideraciones a tomar en cuenta al momento de ver la etiqueta de probióticos para asegurarse de que estás comprando el mejor suplemento.

CEPAS PROBIÓTICAS

Primero, quieres ver la lista de probióticos específicos que contiene el producto. Esto incluye la identificación de la cepa. Hay varias cepas probióticas de bacterias y cada cepa hace algo diferente. Algunas cepas tienen efectos antiinflamatorios, mientras que otras son mejores como estímulo del sistema inmunitario. Más cepas o diferentes formas de bacterias no son necesariamente mejores probióticos. Esto es porque trabajan uno contra el otro. La mayoría de los probióticos que funcionan bien tienen cepas únicas.

ANÁLISIS GARANTIZADO

Luego, querrás ver el análisis garantizado de cuántas bacterias vivas existirán al final de la vida útil. Es totalmente posible que para el momento en que compres el producto, todos los probióticos en su interior hayan muerto. Por eso es tan importante un análisis garantizado.

FECHA DE VENCIMIENTO

Finalmente, asegúrate de mirar la fecha de vencimiento para conocer su tiempo efectivo de uso.

¿Sabías que los probióticos necesitan prebióticos?

¡Más información divertida! Muchos padres de mascotas desconocen que los probióticos necesitan prebióticos. Los probióticos son un poco diferentes a los prebióticos. Los prebióticos son los alimentos que los probióticos comen, estos provienen de los carbohidratos en los alimentos y suministran a los probióticos los nutrientes que necesitan para prosperar en el tracto digestivo. Alimentar con prebióticos y probióticos le brinda a tu perro algo conocido como simbióticos.

SIMBIÓTICOS

Cuando hablamos de simbióticos nos referimos a una interacción beneficiosa entre dos cosas separadas. Los prebióticos y los probióticos crean un acoplamiento ideal y trabajan juntos para brindarle a su perro exactamente lo que su cuerpo necesita.

TIPOS DE PREBIÓTICOS

Agregar los siguientes prebióticos a la dieta de tu perro puede ser de gran ayuda:

  • Bananas
  • Manzanas
  • Verduras de hojas verdes (las hojas de diente de león son especialmente buenas)
  • Ajo
  • Hongos

Todos los alimentos enumerados, excepto el ajo, se pueden administrar en cualquier cantidad que se considere conveniente. El ajo, aunque es totalmente seguro en cantidades apropiadas, necesita moderación. Los dueños de mascotas deben alimentar a Fido con ajo orgánico fresco de los Estados Unidos. Los perros pueden consumir hasta 1 cucharadita por cada 30 libras de peso por día.

Administrar el probiótico de manera efectiva y eficiente

Tu veterinario te dará instrucciones específicas y te indicará los requisitos de dosis según el peso y las necesidades dietéticas de tu perro. El veterinario también podría brindarte consejos útiles para administrar el probiótico. Por ejemplo, que deberías comprar un suplemento de polvo probiótico y mezclarlo con la comida de tu perro cuando integres el suplemento por primera vez.

Una gran característica de los probióticos es que normalmente comienzan a trabajar de inmediato. Por supuesto, para que el perro digiera el probiótico y lo asimile en su estómago puede tomar varias horas. Además, es completamente posible que algunos perros tomen un par de días para que su sistema digestivo se equilibre y para que el probiótico realmente comience a funcionar. Los efectos a largo plazo pueden demorar hasta algunas semanas para que los dueños de mascotas vean un cambio notable.

Finalmente, como con todas las cosas nuevas, recomendamos comenzar lentamente. No es necesario acelerar el proceso cuando se trata de implementar un suplemento probiótico en la vida de tu perro. Lo último que quieres es causar más daño que bien y alterar el tracto gastrointestinal de tu perro en el proceso. La paciencia es clave.

Probióticos para perros: Líneas finales

Al final del día, sabemos que deseas lo mejor para tu compañero de cuatro patas. Lo entendemos. Aquí en Honest Paws, todos somos dueños de perros y amantes de las mascotas. Por lo tanto, sabemos lo difícil que puede ser cuando algo con Fido está “raro”.

Lo que muchos padres no se dan cuenta es cuán importante es realmente la salud intestinal. Muchas condiciones comienzan con un intestino poco saludable, y muchas de estas enfermedades son difíciles de revertir una vez que se desarrollan. Afortunadamente, agregar un suplemento probiótico puede hacer una gran diferencia para Fido.

Agregar un suplemento probiótico es una forma fácil y efectiva de equilibrar las bacterias buenas y malas en el intestino de tu perro. Recuerda, las bacterias malas siempre existirán, ¡y eso está bien! Mientras haya un equilibrio saludable puedes estar seguro de que el cuerpo de tu perro se mantiene sano y funciona de forma óptima.

Referencias

https://simplewag.com/probiotics-for-dogs/

https://www.dogsnaturallymagazine.com/6-best-probiotics-for-dogs/

https://www.akc.org/expert-advice/nutrition/vitamins-supplements/probiotics-for-dogs/

About the author

Chelsea Hunt-Rivera

Chelsea Rivera is a Dedicated Pet Parent who loves to create amazing content for pet owners and is helping change pet wellness as the Head of Content for Honestpaws.com.


>